Review: Machinarium


En un mundo totalmente robotizado carente de vida orgánica, un pequeño robot desterrado a un chatarrero, se verá obligado a iniciar su aventura en una ciudad industrializada. Así comienza esta aventura gráfica creada por el grupo de desarrolladores checo, Amanita Design.
Una misteriosa historia en la que el por qué del destierro del robot se convertirá en la pregunta a resolver. No existen diálogos en el juego, por lo que el hecho de que esté en inglés, no supone ningún problema al jugador, ya que éstos se emulan convenientemente mediante el uso de unos bocadillos de ideas dibujados como pequeños bocetos, para hacernos una idea de qué trama el personaje en cuestión.

Ésta será la manera de ir encajando las piezas de la historia general. Para ir obteniendo el resto de la información tendrás que pensar resolviendo una serie de originales puzles lógicos, de los de toda la vida, a la vez que consigues los elementos necesarios para interactuar con los escenarios y poder así continuar la historia. Mi consejo, mucha paciencia y no aporrear el ratón, tomárselo con calma y como última instancia consultar alguna guía, hay acertijos realmente complicados.
El robot protagonista, Josef, tiene la capacidad de extenderse y encogerse manteniendo pulsado el ratón y dirigiéndolo, de esa manera podrá acceder a los más pequeños lugares de los diferentes escenarios. Este mecanismo, es uno de los puntos fuertes del juego.
Los escenarios están dibujados a lápiz y coloreados con acuarelas, lo que nos hace sumergirnos en una historia muy atractiva de ver y seguir.
Asimismo, si en alguna situación te quedas atascado, tienes un pequeño botón de ‘idea’ que, en el momento que lo pulsas, haces que el robot piense por ti generando otro de esos bocadillos con una imagen reveladora sobre esa pantalla. Si aún así, tus orejas empiezan a pitar mientras expulsan humo, hay un pequeño libro de respuestas que tendrás que abrir jugando a un arcade, sorpresa muy grata, ya que además, no es el único en todo el juego. Una vez abierto, se nos desvelará a modo de cómic la secuencia de acciones necesarias para pasar a la siguiente fase.

Como conclusión, Machinarium es un juego con una historia sencilla, pero que gracias a un apartado artístico exquisito, es capaz de transportarte a ese mundo lleno de basura, hojalata, humos y aceiteras. El acompañamiento musical es excelente, música relajada que invita a la reflexión, que evoca una sensación de tranquilidad para que no te estreses en ningún momento.

Juego altamente recomendable, no ya por sus casi diez horas de juego, más que suficiente para su precio en plataformas online, sino por tratar de innovar y darle un toque distinto a este mundo de las aventuras gráficas, que tanto nos gusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: